Cati Horrach "Living Truthfully"

09 de junio, 2021 - Entrevistas - Comentarios -

Es un honor estrenar esta primera entrevista a una fotógrafa, muy especial para mí, que admiro muchísimo. Un ejemplo de como el esfuerzo diario da sus frutos. Una mente creativa, imparable e insaciable. Es un placer presentaros a Cati Horrach.


MUY BUENAS AMIGA. HÁBLANOS DE QUIÉN ES CATI HORRACH.

Soy mallorquina y tengo 44 años. Mi madre, ya de niña, me llamaba cariñosamente "artista" y yo me defino así, no por ir de estrellita, sino por mi mente inquieta y mi necesidad de expresarme a través del arte. Empecé con la pintura, de niña, con mi madrina dándome clases y regalándome siempre pinceles, lienzos y caballetes en mis cumpleaños. En un momento de transición en mi vida me aferré a ella y pude exponer mi obra "Gestión del cambio". En otras ocasiones me ha acompañado la poesía y la escritura, aunque fue con la llegada del teatro que se abrió mi mente y me liberé de complejos, aprendizajes erróneos y corsés sociales que había usado durante años, y entendí lo importante que era el autoconocimiento para ser feliz. A raíz del confinamiento, incorporé la fotografía como un canal nuevo de expresión creativa y una fase más de crecimiento personal que no ha parado de darme satisfacciones.



¿CÓMO NACE ESA CURIOSIDAD, ACABADA EN PASIÓN, POR LA FOTOGRAFÍA?

Siempre he hecho fotos. En las de mi comunión salgo con la cámara que me habían regalado en las manos queriendo hacer mi propio reportaje, y pronto tuve una réflex Minolta analógica que disfruté muchísimo durante años hasta que me la robaron. Luego llegó mi Nikon D3100, con ella jugueteé por primera vez en modo manual, sin demasiado conocimiento pero con mucha curiosidad.

Me encantaba perderme por la Albufera mallorquina a hacer fotos con ella durante horas. Tras el nacimiento de mi hija, hace 4 años, aparqué la cámara por falta de tiempo, aunque no podía evitar seguir haciendo fotos con mi teléfono siempre que tenía ocasión. 

Fue en el confinamiento que tuve la inmensa suerte de conocer, a través de Instagram, a un grupo maravilloso de fotógrafos que compartían generosamente sus conocimientos y me dieron la oportunidad de aprender. Así que desempolvé la cámara guardada y finalmente invertí en equipo y pasé a mí Z50 para aprovechar al máximo sus enseñanzas. Quiero agradecer su ayuda, a todas esas personas que me dedicaron unos minutos de su tiempo a explicarme, pacientemente, cómo usar mi cámara y las técnicas fotográficas, muy especialmente a Jesús Pérez, Txema Álvarez y a ti, amigo.



RECUERDO UNA VEZ QUE MENCIONASTE QUE NO TE ATREVÍAS CON LA FOTOGRAFÍA DE CALLE. PUES PARA NO ATREVERTE, HEMOS VISTO MARAVILLAS DE TU CUENTA DE STREET EN INSTAGRAM. ¿CÓMO ESTÁ SIENDO ESA EXPERIENCIA?

Muchas gracias, la verdad es que ha sido un año fotográfico muy intenso y he hecho cosas que jamás pensé que haría, desde el autorretrato a la fotografía street, pasando a sesiones de lo más variopintas. Tras meses de confinamiento, mi fotografía se había limitado a interior, montaba el set de estudio en casa y después gracias a mis queridos amigos de teatro tenía modelos dispuestos a darlo todo en la sesión. Siempre les daba la idea y mirábamos juntos el vestuario, el maquillaje, la escenografía, la emoción a transmitir... Como en una obra de teatro. Ellos lo hacían tan sencillo que les estoy eternamente agradecida por haberme ayudado tanto.

Sin embargo, hubo un cambio en mi vida y también en mis inquietudes fotográficas, y descubrí la fotografía de calle como una forma de no planificar las imágenes, sino todo lo contrario, salir a que la vida te sorprenda, sin esquemas previos, ni iluminación de flashes, ni vestuario acordado, ni siquiera modelos pactados, pero siempre el mismo objetivo de transmitir una emoción y contar una historia. Me pareció tan auténtico y real, que aún considerándolo muy difícil, me fascinó y decidí aprender. Me enseña a observar el espacio, las luces y las sombras, las líneas y curvas, los detalles y gestos, y en ocasiones también a conectar con personas anónimas que me regalan su presencia y a menudo su sonrisa. Hay que estar ahí, cámara en mano, luego aprendo a esperar y a dejar fluir.



ME ENCANTAN TUS RETRATOS. ¿CÓMO ES DE CREATIVA CATI HORRACH?

Muchas gracias Manu, debo decir que he aprendido muchísimo de los tuyos porque te admiro muchísimo, y no lo digo por quedar bien, no soy así, lo digo de corazón y desde la verdad. Yo necesito crear, es difícil de explicar, necesito explorar distintos medios para exportar lo que llevo dentro, sea agradecimiento, miedo, amor, dudas, locura, perdón... Diría incluso que me resulta terapéutico. Me parece mágico poder convertir una hoja o un lienzo en blanco, o bien una fotografía o un personaje de teatro en una expresión de mí misma y de lo que siento. Los retratos que más me gustan son aquellos en los que veo verdad, me gusta cuando sé que hay una emoción real, aunque sea de vergüenza o de inseguridad o, al contrario, de confianza y alegría ante la cámara. En retrato, a menudo uso elementos que me ayudan a crear una metáfora visual de la idea que quiero transmitir, les pido a mis modelos un objeto personal que les identifique y les provoque alguna emoción. En los autorretratos cada vez interpreto menos un papel y escenifico más mi realidad. Siempre es mucho más difícil desnudar el alma que el cuerpo.


UNA DE TUS FACETAS QUE MÁS ME LLAMA LA ATENCIÓN ES LA DE ACTRIZ EN EL TEATRE ÍNTIM. ¿QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE LA FOTOGRAFÍA Y EL TEATRO EN TU VIDA?

Muchísima y en muchos aspectos. En Teatre Íntim trabajamos una técnica de interpretación llamada Meisner, es difícil de resumir, ellos dicen "Living truthfully under imaginary circumstances" (vivir de verdad bajo circunstancias imaginarias) y se trata de crear el personaje a partir de tus emociones vividas, Glad-Sad-Mad, feliz-triste-loco. Conectarte a estas implica identificarlas, explorarlas (incluso siendo dolorosas), entenderlas y controlarlas porque cuando acaba la escena, acaba esa emoción negativa y debe quedarse ahí en el escenario y no vivir inmerso en el drama. 

Cuando la emoción es real en el escenario el público ve que está pasando algo de verdad y siente esa emoción que, a su vez, pasa por un filtro personal lleno de vivencias y es muy diferente al nuestro propio. Por eso me gustan las fotografías y las personas que contienen emociones verdaderas, no fingidas, que cuentan cosas reales no montajes, que con sus ojos y su boca, sus gestos y poses, hablan sinceras sus historias llenas de risas y de tristeza, de amor y de afectos, de rabia y de dolor.

 


CATI ¿CON QUÉ SUEÑAS CADA DÍA?

Será un tópico pero sueño que soy feliz y que la gente que quiero es feliz. De hecho creo que es un sueño cumplido, soy una "feliciana máxima", me aferro a las cosas positivas por pequeñas que sean y las disfruto intensamente. No podemos soñar con ser felices cuando no haya preocupaciones o no pase nada malo en nuestra vida, siempre pasan cosas y encima les damos demasiada importancia y se la restamos a las buenas. Soy muy afortunada y doy gracias a la vida por mi hija y mi madre, gracias por mi familia y amigos, por todo lo que tengo ahora y por todo lo bueno que queda por llegar.


TE CONTARÉ UNA HISTORIA Y LUEGO QUIERO QUE NOS CUENTES COMO SIGUE. "Y EMPECÉ A DISPARAR. LE ROBÉ FOTOS Y MÁS FOTOS, COMO QUIEN ROBA UN BESO DE IMPROVISO..."

 "Se volvió hacía mi y me miró a los ojos fijamente. Me sonrió complacida, sabía desde hace tiempo que yo estaba allí, pendiente de ella, disparando mis fotografías. Me acerqué un poco más, enfoqué a su mirada y congelé su sonrisa. Desde ese preciso momento, todas sus fotos pasaron a ser como besos consentidos".


 

HICISTE UNA EXPOSICIÓN EN CAMPANET, MALLORCA. ¿QUÉ SENTISTE AL VER TUS CRIATURAS EXPUESTAS?

Fue emocionante, me recordó muchísimo a la exposición de pintura que hice en su día porque también surgió inesperadamente al final de un proceso creativo muy personal. Fue sin duda un regalo de la vida y a la vez fue un empujón motivacional para seguir adelante con el aprendizaje fotográfico. 

Siempre pienso que hay que hacer las cosas apasionadamente, que si le pones ganas y vives lo que quieres con ilusión, siempre acaban teniendo su fruto, y yo había volcado todo mi entusiasmo en aprender fotografía y de repente me llamaron para proponerme la exposición. Me parecía increíble y me sentí muy afortunada y arropada por mis amigos y familia que vinieron a verla. Siempre estaré muy agradecida al Ayuntamiento de Campanet por contar conmigo y a mis amigos/modelos que lo hicieron posible.


ACTRIZ, FOTÓGRAFA, TRABAJADORA, MADRE... ¿ME DEJO ALGO?

 Soy aprendiz de la vida, simplemente.







IMG_5719
Cati Horrach
Compartir 
Cristela
11 de junio, 2021
Qué genial Cati!
Manu me encanta leer tus entrevistas.
Felicitaciones a ambos.
Alicia
11 de junio, 2021
Cati es bella por fuera y por dentro, es dulzura, corazón y pasión. Cada día se supera más y más. Felicidades compañera.
Cati Bestard
11 de junio, 2021
QUE ORGULLO DE FORMAR PARTE DE VUESTRA VIDA!! 💗💗💗💗
Silvana
11 de junio, 2021
Me ha encantado! Abrazos inmensos para ambos😘
Chusa
12 de junio, 2021
Todo un descubrimiento el conocerte un poco más. No dejes de sorprendernos❤️

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 2 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente